RSS

Credo (laico) de un descreído.

29 nov

En una entrada reciente de Efervescente2H Juanjo lanza una retahíla de dardos envenenados (de reflexión amarga) que me han conmovido. Es imposible no sentirse identificado en algún momento con algún aspecto de lo que critica (¡Ay del que se crea libre de toda culpa!). Menos imposible, desgraciadamente,  puede resultar para alguna gente identificarse con todo lo que se critica. En fin, con mi mayor respeto, retomo cada uno de los dardos que lanza y los aprovecho para hacer mi propio credo, que falta me hace porque de un tiempo a esta parte estoy un poco falto de fe. Bueno, tampoco es que me haya sobrado nunca.

Non nobis

Credo:

  • Creo que el partido que gobierna es decisión de una mayoría que hay que respetar, aunque nadie pueda afirmar que la razón, la verdad y la bondad se basen en criterios cuantitativos, ni que el ser minoría limite el derecho a la crítica.
  • Creo que innovar es tratar de hacer las cosas de una manera mejor que la preexistente. Igual dentro de mucho tiempo innovar en la enseñanza consista en volver a la palabra hablada (y escuchada).
  • Creo que me interesa lo que hacen mis colegas de Departamento (y de claustro en general), no sólo por lo que pueda aprender en el plano personal, sino también porque es una necesidad vital en nuestra profesión. Lo que cuesta un poco es tener que parecer un espía para enterarse.
  • Creo que el alumnado no es lo último en mi escala de valores, ni lo primero tampoco. Al final, trabajo para personas concretas, no para colectivos amorfos.
  • Creo que la formación del profesorado viene de muchos sitios, pero lo fundamental es la necesidad interna de querer aprender algo para algo. Los cursos de formación me han dado puntos y sexenios, pero todo lo importante lo he aprendido a salto de mata, de infinidad de personas y sitios (como el blog de Juanjo o el de Aníbal de la Torre). Si sé usar eXe learning, moodle, etc. sin haber recibido ningún curso es porque he sentido la necesidad. Y la necesidad hace milagros.
  • Creo que tengo la sensación de que la culpa de todo es mía. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa… Y ahora me confieso, hago penitencia y me quedo tan tranquilo.
  • Creo que las matemáticas son matemáticas en todos sitios, pero donde más me gustan es en  la cama. Bueno, algunas matemáticas, como mi mujer Belén.
  • Creo que un análisis sintáctico es divertido en cualquier sitio, pero personalmente donde más gusta es en una hoja de papel y trabajando con un lápiz.
  • Creo que me divierto mucho dando clases, aunque también algunas veces es donde más sufro. En cualquier caso, no me pagan para divertirme, eso corre de mi cuenta.
  • Creo que almaceno bastante sabiduría, más de la que necesito y menos de la que me gustaría.  Pero también creo que almacenarla para mí y no tratar de compartirla sería un total despilfarro.
  • Creo que una vez que cierro la puerta de mi clase cambio de escenario pero sigo siendo y haciendo lo mismo. Tratar de enseñar algo a alguien.
  • Creo que no estoy obsesionado con repetir lo que me dijeron en la Facultad, pero también creo que no repetir y no contar a otras personas algunas cosas valiosas que aprendí sería una pena. Igual es que tuve suerte y algunos profesores excepcionales.
  • Creo que la Revolución Francesa, vista desde nuestros días, es una total involución, sea en libro, en PDF o en cualquier formato. Pero si el PDF lo he hecho yo, y he dedicado a ello horas de mi tiempo libre, no sé, como que le cojo cariño.
  • Creo que me quedan 23 años para jubilarme, y mucho por aprender para enseñar mejor.
  • Creo que la vida es una conspiración internacional contra el ser humano (docentes incluidos) auspiciada por una pequeña minoría del género humano (algún docente incluido).

En fin, gracias de nuevo a Juanjo por su espléndido BLOG, donde siempre podemos encontrar motivos para pensar, es decir, para existir.

About these ads
 
3 comentarios

Publicado por en noviembre 29, 2009 en Personal

 

3 Respuestas a “Credo (laico) de un descreído.

  1. Montse

    noviembre 29, 2009 at 11:35 pm

    No sabía que habías vuelto a la carga en la blogosfera, bienvenido de nuevo, será un gusto volver a leerte.

    ¿Tu nena genial, verdad? Pues eso es lo que importa. Un abrazo, Montse

     
  2. Juanjo

    noviembre 30, 2009 at 10:28 am

    ¡Gracias! Me encanta que, como comenta Montse, vuelvas a la carga, aunque sea por mis dardos, que llevan veneno, pero para quien se envenene leyéndolos, que los hay. y me he quedado tan a gusto que ni siquiera han respondido. Gracias, Juanmi, un gustazo reencontrarte con estas energías y este credo.

     
  3. Elisa

    diciembre 18, 2009 at 6:17 pm

    Me gusta tu credo, yo soy más de ver lo positivo de las cosas que de reconcomerme. ;)

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
%d personas les gusta esto: