RSS

Yéndome, volviendo, permaneciendo.

06 Jul

 croise.jpg

Non nobis

 Hoy ya sí que sí he terminado todo el trabajo del CEP, salvo error o incompetencia, y no he mirado atrás cuando he salido del despacho vacío con mis últimos efectos personales en una caja. Total, la visión de mi mesa por fin despejada de papeles y carpetas no es una imagen que merezca la pena preservar en la memoria.

“Al fin vas a dejar de quejarte, pelmazo”, seguro que piensa la Santísima Trinidad, trina y una en profesión de fe. Bueno, también lo piensa alguna otra gente, para qué voy a engañarme. Desde un punto de vista y desde el otro me he pasado la vida escribiendo en el blog pestes sobre mi trabajo, sobre quienes me rodeaban; contando intimidades que no deben contarse, pasándome de ombligo…. Parece claro que no hay nada como querer leer algo para leerlo. O la mala conciencia. Quién sabe, igual todavía quedan conciencias, aunque sean malas.

Del futuro mejor no hablar. Ya me he pasado de paleto más de una vez intentando idealizar mi vuelta a Granada. Y, entre nosotros; para qué vamos a engañarnos, si sabemos que las ciudades son todas cada vez más iguales y más feas.

A la postre, casi pienso que después de tanta gaita he estado todo el año donde siempre me he sentido más confortable: dentro de mí, que es donde seguiré estando el curso que viene, casi seguro. En el fondo, hable de lo que hable siempre hablo de mí, así que no hagáis mucho caso a nada de lo que he dicho sobre el CEP en algunas entradas anteriores. Igual sólo estaba tergiversando la realidad. (Dios, que palabra más bonita: tergiversar, y qué aplicable en mi caso: de tergum, espalda, y vertere dar). 

Me encanta tergiversar la realidad (dar la espalda a la realidad), sobre todo cuando la realidad es deleznable (1). Total, mientras yo tergiverso siempre puede haber alguien que miente (2) o difama (3); y yo prefiero dar una interpretación forzada o errónea a palabras o acontecimientos antes que lo segundo.

1. ) 1. Despreciable, de poco valor. 2. Poco durable, inconsistente, de poca resistencia. 3. Que se rompe, disgrega o deshace fácilmente. 4Que se desliza y resbala con mucha facilidad. Puede valer en cualquiera de sus acepciones. 
2.) Mentir: 1. Decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa. 2. Inducir a error. 3. Fingir, aparentar. 5.  Faltar a lo prometido, quebrantar un pacto).
3.) Difamar: Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama.
torneio6.jpg

Bueno.  Yéndome, ¡Oh, yéndome! Oyéndome.

Joder, si escribo para mí. Si esto no lo entiendo ni yo mañana. Y el caso es que seguro que alguien lo lee y se pone a darle vueltas, a sacarle punta y a querer leer entre líneas. Y al final el difamador seré yo, seguro.

Bueno, el curso que viene nuevas neuras, nuevas chuminadas; pero prometo solemnemente que aunque mantenga este blog para mis polladas crearé uno o varios más para usarlos con mis alumnas (vale, también dejaré a los alumnos). Si tenemos ordenadores, claro, porque aún no sé si la Segunda Modernización ha llegado a Cogollos, y al paso que vamos cambiar de centro de un año para otro puede ser como cambiar de nivel de desarrollo.

Cuando el bilingüismo llegue al ultimo cole de Andalucía los primeros van a ser ya trilingües. Visto que cada vez hablamos y escribimos peor en nuestra lengua habrá que ir probando otras, a ver si damos con la que sea mas facililla para hacerla lengua oficial de Andalucía.

En cuanto a los Centros TIC, pasa justo al contrario. Cuando lleguen los ordenadores al último centro serán cuatro o cinco generaciones mejor que los primeros, con los que seguirán trabajando los pioneros, cada vez más obsoletos.

En los Proyectos de Interculturalidad mejor no entro. Hay centros que se van a plantear en serio el tema cuando la interculturalidad se entienda como ayudar al minoritario alumnado no inmigrante a integrarse en una sociedad que no comprende.

En fin, que cualquiera sabe lo que toca. Por mi parte me conformo con lo único que sé seguro que no me va a faltar, sea como sea, en mi nuevo centro: gente a la que tengo que enseñar en contra de su voluntad, miedo e inseguridad sobre lo que enseño y ganas de pasármelo bien en un aula llena de gente. Sé que es difícil pasárselo bien, y que sucede realmente pocas veces. No me refiero a estar cómodo y tranquilo en clase, me refiero a pasárselo bien; salir con dolor en las mandíbulas de la risa y seguro de que de esa lección han aprendido algo que tú considerabas importante.

Si, por eso soy profe. Porque he probado esa droga alguna vez y la necesito. Sé que es complicado que vuelva a repetirse la faena perfecta, sé que hay que pasar infinidad de tardes de almohadillas y silbidos, pero… qué queréis, cuando llegue habrá merecido la pena. Y hay que estar en el albero por si surge la ocasión, porque desde la grada, lo he comprobado, no se disfruta igual; aunque hayas tomado parte en la organización del festejo. Y la palmadita de admiración no me llena, ni las cohortes de bufones.

Que paséis un buen verano y que ni las medusas ni los incendios os amarguen las vacaciones, de mar o montaña, que tanto os merecéis.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 6, 2007 en Personal

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: