RSS

¿Se puede empezar mejor?

29 Sep

En las dos mañanas que he podido pasarme por el Instituto en medio de la gira “ESPA TOUR 2007”, sólo he tenido un breve contacto de presentación con cada uno de los grupos que tendré este año, en el que apenas me he hecho una imagen vaga de los chicos y chicas, eso sí, mucho más satisfactoria de lo que me esperaba.

 Para colmo, esta mañana me sucede una de las cosas más raras que recuerdo en mi experiencia docente.

Deambulaba por ese Carrefour sabadomañanero llenico gente. El carro atestado dificultando ya casi la visión. Esperando con Belén en la cola del pescado oigo a mi espalda: ¡Juanmi!

Nos giramos y encontramos una chica joven con gesto de alegría, uniforme de Carrefour y cofia en la cabeza.

– ¿No te acuerdas de mí?

La miro y su cara me resulta familiar, pero…, a ver. Hace más de nueve años que salí de Granada. Por la edad de la chica tendría que ser de las más pequeñas que tuve. Imposible ubicarla en mi memoria.

– Sí, claro… Tu cara me suena mucho. Pero, ¿dónde te he dado yo clase? A ver si puedo situarte…

– ¿Ya no se acuerda? Pues cómo está… Ayer, en clase de Geografía.

– ¡Anda! ¿En Cogollos?

– Pues, ¿dónde va a ser? Profe…

Bueno, le presento a Belén y tenemos unos minutos de charla muy interesante y relajada. Patricia estudia 2º de Bachillerato y tres días por semana durante el curso trabajará en el Carrefour, haciendo turnos de tarde para no faltar a clase.

Empiezo a sentir la responsabilidad de tener que tomar parte en la educación de un nuevo puñado de mentes adolescentes y preadolescentes. Y si la responsabilidad ya pesa cuando el rebaño muestra inicialmente su desprecio por ti y por la educación, no digamos ya cuando notas que también hay un montón de gente en ese rebaño que confía en ti, que no te ve como enemigo y que necesita tu ayuda para alcanzar sus metas.

Sobre la infelicidad que espera a la masa del rebaño siempre podremos lavarnos las manos. “No quisieron dejarse educar”. “No pudimos hacer nada”. “Se lo buscaron”. Pero si por hundirnos en el desánimo fallamos a las Patricias (y Patricios) la posibilidad de evadir el sentimiento de culpa me parece escasa.

UFF. Esto sí que es responsabilidad, y no la del papeleo que tenía en el CEP el año pasado, aunque bien que me agobiaba yo por esas quitameallaesaspajas. Pero esta responsabilidad es de la que gusta, de la que te hace sentir que merece la pena dejarse la piel en el trabajo. El premio es mayor y el agradecimiento seguro que, aunque oculto muchas veces, también.

Dan ganas de ponerse las pilas. ¿NO?

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en septiembre 29, 2007 en Personal

 

Una respuesta a “¿Se puede empezar mejor?

  1. J. A. Pérez

    noviembre 25, 2007 at 11:24 am

    “Caminante no hay camino
    se hace camino al andar”

    Estupendo blog.

    Un abrazo, Juanmi

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: