RSS

Sobre la memoria histórica.

27 Nov

800px-william_blake_007.jpg

Últimamente parece que la expresión “memoria histórica”, cuyo significado historiográfico desconozco pese a ser historiador, se ha asociado en exclusiva al recuerdo de una determinada etapa de la Historia de España. No se asusten, soy medievalista y la etapa de la Guerra Civil y el Franquismo no es precisamente de las que más me haya atraído como objeto de estudio y análisis. Tal vez porque las historias de mi abuelo, que vivió la guerra en primera persona, me hicieron desde niño odiar ese período de nuestra historia. Además, en mi época universitaria la mayoría de mis compañeras y compañeros de carrera optaba por la Historia Contemporánea a la hora de elegir especialidad, así que sabía que no iban a faltar eruditos y eruditas que investigaran y arqueologizaran ese periodo. Trabajo y fondos, desde luego, no les van a faltar.

Pero no es este un blog sobre historia, y he usado la expresión “memoria histórica” pensando en una etapa mucho más cercana de nuestra historia, que no va más allá de cinco o seis años, y en un tema bien distinto a la guerra civil y sus atrocidades: el sistema educativo, sus cambios y sus recambios. Parece que muchas personas han olvidado ya ese tiempo lejano en el que un PP en el poder elaboraba (elaboró) una Ley de educación llamada LOCE, sobre la que tuvimos que sufrir un debate mediático-político-demagógico de mucho cuidado, en el que las personas que más presencia tenían en los medios eran políticos y políticas expertos en temas de educación en sus respectivos partidos. Desde luego, poco profesorado recuerdo haber visto en TV hablando del tema.

En fin, pongo a prueba mi memoria histórica a ver si alguien comparte estos recuerdos, porque a veces pienso que he debido de soñar o tener alucinaciones.

¿Recuerda alguien los Itinerarios Educativos que proponía la LOCE a partir de 3º de ESO? Creo recordar que eran tres vías distintas para alcanzar una misma titulación básica. Yo era Jefe de Estudios en ese momento y me los tuve que empollar porque, aprobada la LOCE, se suponía que iba a tener que empezar a organizarlos en mi centro para el curso que empezaba.

Más memoria histórica. La experta en temas de educación del PSOE por aquellos años creo que se llamaba Carme Chacó, hoy experta en temas de vivienda y ayer experta en reglamento parlamentario. Viene a mi memoria un debate televisivo en el que esta experta en temas educativos hacía un encendido ataque a los itinerarios previstos en la LOCE, acusando al gobierno de entonces de querer crear un “itinerario basura” para los hijos (e hijas) de los obreros (y obreras). Sí, era un itinerario en el que desde 3º de ESO se modificaban contenidos de algunas asignaturas (no todas) se organizaban ámbitos (como en diversificación) y se añadían horas de iniciación profesional (aunque no recuerdo que tuvieran que estar forzosamente relacionadas con una familia formativa de la FP). Claro está, los alumnos y alumnas que cursaran este itinerario, aunque obtenían el mismo título que el resto, se orientaban a continuar estudios de Formación Profesional, aunque estaba en sus manos elegir otra opción. Qué malos estos del PP, queriendo encasillar desde tan corta edad al alumnado y clasificarlo en buenos para los estudios o condenados al trabajo manual. Qué malos, al haber decidido que fueran los hijos e hijas de los obreros (esto también lo repetía machaconamente en el debate un representante del Sindicato de Estudiantes). ¿Alguien recuerda ese debate o cualquier otro sobre el tema hace cuatro o cinco años?

Más memoria histórica no tan lejana. Hace unos años creo recordar que la Comunidad de Madrid, presidida por la ínclita Esperanza Aguirre, inició una especie de pruebas de nivel para obtener datos objetivos sobre el grado de conocimientos del alumnado al cambiar de etapa. No estoy muy puesto en cómo se desarrollaban esas pruebas, pero creo recordar por algunos debates televisivos que serían anónimas y que su objetivo no era clasificar individualmente al alumnado para imponerle su futuro itinerario, sino recabar datos sobre el sistema educativo. ¿Alguien recuerda la campaña mediática de la progresía educativa y de los expertos y expertas de la oposición, hoy gobierno? Me vienen a la memoria expresiones como “violación de la intimidad”, “intento de separar buenos y malos estudiantes”, como no, “fascismo”, etc.

Del debate sobre la asignatura de Religión mejor no hablar, porque por aquel entonces parece que fue el tema estrella de casi todas las críticas más mediáticas.

Menos mal que, contra todo pronóstico, el PSOE ganó las elecciones y pudo parar a tiempo esa reforma educativa tan fascista, clasista y reaccionaria; para, en un tiempo record, sustituirla por una nueva ley de Educación: la LOE. Por lo que a mí respecta, así, a bote pronto, se diferencia sólo en una letra; cómo no, de menos.

Nos hemos salvado de los itinerarios desde 3º de la ESO, hemos conseguido que los alumnos y alumnas no sean clasificados desde tan jóvenes y su futuro decidido, seguimos teniendo una Educación Obligatoria igualitaria, laica, que ofrece a todos y todas las mismas garantías, la misma calidad, la misma igualdad de oportunidades; eso sí, atendiendo a la diversidad con adaptaciones individualizadas y bien reflexionadas según la persona, no por decreto, y a cargo, cómo no, del profesorado. ¿SEGURO?

Veamos, el PSOE criticaba la creación de TRES ITINERARIOS a partir de 3º de ESO: uno más científico, uno más social y otro más bien profesional. Y desde luego nos hemos librado de eso. Pero ¿QUÉ TENEMOS a cambio?

  • Pues un 3º de ESO normal,

  • un 3º de ESO diversificado y

  • un PCPI para alumnos de 16 años sin Título de Graduado en ESO y alumnos de 15 años de 2º ESO que no vayan a promocionar.

Todas las vías conducen a la obtención del Título de Graduado en ESO, aunque la tercera consta de “módulos específicos” que deben estar relacionados con una familia profesional de la FP, además de “módulos formativos de carácter general” y “módulos conducentes a la obtención del Título de Graduado en ESO” (un poco de Lengua, Matemáticas y Sociales, imagino).

No sé  a ustedes, pero a mí la suma me sale 3.

Si no quieren llamarlos itinerarios, que no los llamen, pero ¿qué son si no estas tres vías de obtención del título de Graduado en ESO? Lo que no tengo tan claro, de momento, es que estas tres vías sean tan flexibles como, sobre el papel, eran los tres itinerarios previstos en la LOCE, porque de 3º a 4º de ESO se podía cambiar de itinerario si la famlia lo decidía y con consejo del equipo educativo. Además, que yo recuerde, la elección de itinerario era decisión de las familias, con el consejo del equipo educativo, nunca una imposición del centro.

Mi pregunta a quienes hace cuatro años hablaban de itinerario basura al referirse a una vía de obtener el título basada en la formación profesional es: Y ¿qué son los PCPI? ¿No acabarán en ellos los hijos de los obreros que ayer tanto preocupaban?

¿Y qué fue de aquella campaña contra la Comunidad de Madrid por sus “fascistoides” pruebas de diagnóstico? ¿Participaron en ella quienes ahora han diseñado las infames, caóticas y sinsentido Pruebas de Diagnóstico que acabamos de hacer en Andalucía?

¿Qué fue de la Educación para la Ciudadanía? ¿Basta con una hora semanal en 3º de ESO impartida en muchos casos por profesorado sin ninguna convicción que tiene que completar horario para formar ciudadanos y ciudadanas de bien?

¿Qué fue del fomento de la igualdad entre los sexos en la Educación? ¿Basta con una optativa en 3º o 4º de ESO que con el sistema que tenemos al final no se imparte en casi ningún centro?

¿Qué ha pasado con la asignatura de Religión, no sólo Católica? Que sigue estando presente en todos los cursos de 1º a 4º de ESO, en algunos con 2 horas semanales.

¿Qué pasa con quienes no quieren cursar enseñanza religiosa? Que en muchos centros siguen teniendo hora libre a cargo de profesorado que tiene que completar horario.

Está claro que es más fácil formar ciudadanos y ciudadanas que católicos y católicas, o que hace menos falta, vamos.

En resumen, para qué vamos a engañarnos; no se trata de formar mejor, de buscar una mayor calidad, de ofrecer igualdad de oportunidades a los estudiantes de Cogollos o Granada. Si te va mal en los estudios en Granada, podrás elegir diversos PCPI en diversos centros y elegir un futuro profesional a tu gusto. Si te va mal en Cogollos tendrás que hacer un PCPI ligado a la familia profesional que hay en tu pueblo. A menos que te admitan en un centro de la capital y te paguen el transporte para asistir diariamente, que me temo que no será fácil. ¿Cabe mayor grado de encasillamiento y clasificación del alumnado, de decidir su futuro en función de las disponibilidades educativas y no de su vocación?

Me gusta la memoria histórica, por eso soy historiador, y no voy a decir nada en contra de una ley que, entre otras cosas, reconoce el sufrimiento de algunos de mis familiares. Pero me apena que se use la “memoria histórica” sólo para un tiempo cada vez más lejano, y esperemos que superado, y se tenga tan poca memoria para lo que pasó hace apenas cuatro años en el terreno educativo. Donde dije digo, digo Diego. He dicho.

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en noviembre 27, 2007 en Personal

 

Etiquetas:

Una respuesta a “Sobre la memoria histórica.

  1. Alfredo

    marzo 4, 2009 at 9:14 am

    Tu tienes un tufo a pepero de no te menees colega!!

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: