RSS

El informe Pisa aplasta a Andalucía.

06 Dic

leaning_tower_of_pisa.jpg Es el tema de moda en estos días y sobre el que más se habla en los centros educativos andaluces. Andalucía es la última comunidad autónoma, con mucha diferencia, en las tres categorías medidas en el informe Pisa de 2007: Matemáticas, Ciencias y comprensión lectora (suerte que no se evalúa la Geografía). 

Haciendo la media de las tres categorías, Andalucía obtiene una puntuación de 451 (a 31 puntos de la media española), lo que nos situaría a escala internacional en la parte baja de lo que se ha considerado puntuación media. En otras palabras, sólo obtienen resultados peores que Andalucía países como Chile, Bulgaria, Turquía, Tailandia, Rumanía o Argentina.

Si consideramos la media española (488 puntos) tampoco es para regodearnos en el desastre, sobre todo porque nos escoltan los Estados Unidos (489) y Noruega (487).

Sacar conclusiones sobre los datos, desde mi corto conocimiento de los entresijos de este informe, es arriesgado y seguro que digo alguna tontería, pero no voy a privarme de opinar un poco.

Lo primero que quiero decir es que la Administración educativa andaluza ha sido muy valiente, y eso le honra. No todas las comunidades autónomas de España solicitaron un estudio particular, así que somos “la peor” entre las 10 que se atrevieron a hacerlo. Por ejemplo, no hay datos particulares de Madrid, Extremadura, Cantabria, Baleares, Canarias, Murcia y Castilla La Mancha. Al menos Andalucía no ha escondido la cabeza, como haría el avestruz.

Si comparamos los resultados conocidos sobre las 10 comunidades autónomas con estudio particular, quedamos mal, muy mal.

En Matemáticas estamos a 17 puntos de la media española, pero 9 puntos por encima de la media mundial. Eso sí, quedamos a más de 50 puntos de las tres comunidades autónomas que lideran la categoría: La Rioja, Castilla León y Navarra. Curioso, todas del norte peninsular y no muy pobladas. No sé, igual tienen algún otro rasgo en común.

En comprensión lectora quedamos a 16 puntos de la media española y un punto por debajo de la media internacional. Las tres comunidades autónomas que lideran la categoría en España nos sacan en torno a 40 puntos y son: La Rioja, País Vasco y Aragón. Otra vez del norte y poco pobladas.

En Ciencias superamos la media internacional en un punto, y quedamos 15 puntos por debajo de la media española. Las tres comunidades autónomas que lideran la categoría, sin embargo, nos sacan más de 70 puntos, y son: La Rioja, Castilla León y Aragón.

En resumen, los resultados españoles son mediocres, y lo que es más llamativo, empeoran respecto al informe de 2003. Es decir, vamos para atrás como país. Pero los resultados andaluces son de pena e invitan a la reflexión, o deberían invitar, a quienes pueden y deben tomar medidas.

En Andalucía llevamos años de enorme esfuerzo e inversión en la mejora de la calidad de la enseñanza: centros TIC y ordenadores por todos lados, bilingüismo a mansalva, Proyectos de Innovación en muchos centros, etc., etc. Todo esto está suponiendo un desembolso enorme, y la pregunta es ¿está mereciendo la pena? ¿Se está rentabilizando esta inversión, o se está convirtiendo en un lavado de fachada propagandístico de un edificio mal apuntalado que se cae a pedazos?

En mi opinión, no se puede negar que en Andalucía se ha invertido mucho en educación en los últimos años, lo que no tengo tan claro ya es que se haya invertido a partir de un diagnóstico claro de los aspectos que había (hay) que mejorar. Un ejemplo.

Los planes de Bilingüismo están suponiendo un gasto muy elevado que repercute en muy pocos centros y muy poco alumnado. Se pagan cursos de formación en idiomas para el profesorado de determinados centros, que incluyen incluso estancias en el extranjero  a un precio que ni me atrevo a imaginar. Hay que pagar esas estancias y el salario del profesorado que cubre las ausencias. Al final, sólo grupos reducidos de alumnado de esos centros inician su formación bilingüe, que comparada con la que ofrecen algunos centros privados sería motivo de risa. Si fomentar el bilingüismo de una minoría del alumnado de una minoría de centros públicos fuera un objetivo prioritario merecería la pena tanto esfuerzo inversor, pero si la mayor parte del alumnado apenas tiene competencia lectora en castellano creo que el objetivo está completamente equivocado.

Ante la constatación de los malos resultados obtenidos a escala nacional se pueden buscar muchas responsabilidades y muchas causas. El presidente Sapatero (yo también uso la ortografía como me da la gana), ha estado velós y brillante a la hora de explicar los malos resultados españoles y el empeoramiento experimentado en los últimos tres años:

“El problema es que hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo fruto del país que teníamos”.

Qué suerte para nosotros contar con un pasado ciertamente lamentable al que culpabilizar de todos y cada uno de nuestros fracasos generacionales. Peor lo tienen países que quedan por debajo de nosotros y que no cuentan con una excusa tan socorrida. ¿Culparan en Italia a Mussolini, en Grecia a los coroneles, en Portugal a Salazar y en Noruega a Canuto el Grande?

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en diciembre 6, 2007 en Sistema Educativo

 

Etiquetas:

Una respuesta a “El informe Pisa aplasta a Andalucía.

  1. Elisa

    diciembre 10, 2007 at 10:32 pm

    Pues sí, aquí o tenemos un aula de Informática con quince ordenadores obsoletos o tenemos cuatrocientos ordenadores; o tenemos bilingüismo o no aparece un mal lector o lectora nativo por el centro (y esto supongo que no sería tan caro). O todi o nadi. Por no hablar del mal rollo que crean estas cuestiones: en el instituto de mi hijo estuvo a punto de correr la sangre entre los padres que queríamos que nuestros niños entratan en el grupo bilingüe (sólo uno de los cuatro primeros de ESO).
    Tenemos una política de relumbrón, pero de pocas medidas sensatas. Yo estoy convencida de que no es necesaria mucha más inversión, con medidas sencilas se podrían solucionar muchas cuestiones. Y en el punto de mira no debería estar la Secundaria, sino la Primaria. Esa Primaria “bachilleratizada”, con demasiados profesores demasiado pronto, en la que no se dedica suficiente tiempo a las instrumentales. Y sé de lo que hablo, como docente y como madre.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: