RSS

Competencias básicas. Un ejemplo.

08 Dic

el-presidente-del-gobierno-jose-luis-rodriguez-za-2007120413114511xm1.jpg

– Zinco y Zinco, dies 

Gran parte de los docentes españoles sabemos que desde la LOE el peso del esfuerzo educativo ha de ponerse en las competencias básicas, más que en los contenidos específicos de las materias. Alguna parte sabe, además, citar las ocho competencias básicas. La menor parte, intuyo, cree en esto o sabe cómo aplicarlo.

A veces me pregunto si los arquitectos del sistema educativo progresista fuman porros cuando reinventan ideas geniales que llenan páginas y páginas de las leyes sin proponer nada que no haya fracasado ya, aunque, eso sí, remozando un poco la terminología ¿Cree alguien que a ningún grupo político-ideológico en el poder le interesa una sociedad de ciudadanos competentes?, ¿más competentes que los que les han hecho ganar el poder?

Desde luego todos los grupos políticos juegan con la educación con sus banderitas ajadas y sus slogans manidos: Calidad, igualdad, esfuerzo, integración, enseñanza laica vs religión, privado vs público,…  Podríamos llenar líneas y líneas de palabras hueras que llevan años usurpando el debate a los verdaderos problemas de la educación en España, sobre todo en algunas partes de España, como esta inventada Andalucía de diseño en la que me ha tocado nacer.

Lo mejor es poner un ejemplo de cómo los políticos juegan con la sabida incompetencia matemática de la inmensa mayoría del pueblo español, con su incompetencia lingüística y con su falta de competencia ciudadana. Hablemos de la promesa de supresión del Impuesto de Patrimonio hecha recientemente por el candidato a la presidencia Sapatero.

Dice Joze Luiz Rodrigues Sapatero que este impuesto que promete suprimir al inicio de la próxima legislaturarecae sobre las clases medias” pero “no sobre las más altas“.

Ese mismo día, los medios de comunicación afines al gobierno, es decir, casi todas las televisiones, hacen hincapié en sus titulares en que Sapatero suprimirá impuestos que afectan sobre todo a las clases medias, haciendo poco análisis, ninguno que viera, en torno a este impuesto sobre el patrimonio que suprimirá para alivio de la machacada clase media española.  Pues por si alguien no lo sabe, las personas que se beneficiarán de esta rebaja fiscal son las que:

  • Su base imponible, determinada de acuerdo con las normas reguladoras de este Impuesto, resulte superior a 108.182,18 EUR.

  • En todo caso, cuando el valor de sus bienes o derechos (es decir sin deducción de cargas, deudas, etc.), determinado de acuerdo con las normas reguladoras del Impuesto, resulte superior a 601.012,10 EUR.

Hablando en cifras absolutas (competencia matemática), poco más de un millón de contribuyentes pagan ese impuesto. Si el electorado español tuviera la competencia lingüística y matemática adecuada entendería que, en realidad, Sapatero va a conceder a una minoría económicamente favorecida un alivio a sus bolsillos, a costa, claro está, de compensarlo con el dinero que pagamos todos los curritos mediante el IRPF.

Imagino que la gente que paga ese impuesto, esa minoría privilegiada, tiene bastante competencia linguística y matemática para comprender y calcular el beneficio que les supone la propuesta sapateril, por lo mismo que imagino que el equipo de Sapatero sabe que la inmensa mayoría de la clase media española es lo bastante incompetente en matemáticas para no darse cuenta de que la supresión de este impuesto, en realidad, le perjudica;  por lo que se quedará con la idea, machacada por la maquinaria audiovisual del Partido, de que (competencia lingüística) Sapatero bajará impuestos a la clase media.

¿Alguien se cree que a ningún partido político que quiera ganar elecciones le conviene una clase media con auténticas competencias básicas en matemáticas, lengua o ciudadanía, por citar tres ejemplos?

 

Anuncios
 
1 comentario

Publicado por en diciembre 8, 2007 en Sistema Educativo

 

Etiquetas:

Una respuesta a “Competencias básicas. Un ejemplo.

  1. Manolo

    diciembre 9, 2007 at 9:38 am

    Veo que tras un periodo de inactividad cibernético vuelves a las andadas.

    Estos políticos no hacen nada más que darnos disgustos. Por curiosidad he estado mirando mi declaración de la renta buscando la dichosa base imponible (admito mi incompetencia, espero que no matemática, en entender la renta). Y la verdad, no me ha quedado muy clara cuál es, pero lo que si es cierto es que en mi renta no hay, ni de lejos, un número parecido a los 108.182,18 euros o a los 601.012,10 euros (creo que estas cantidades sólo las he visto en el recibo de mi hipoteca; la primera claro). Conclusión: soy de clase baja; y yo que me creía un privilegiado individuo de clase media.

    Un saludo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: