RSS

Canción triste de un vocal de oposiciones (y 5). Esto se acaba…

14 Jul

Jornada penúltima. En la que el vocal sueña con ser consonante, reflexiona sobre el fin que se avecina y divaga sobre  otras zarandajas típicas de humanos.

Falta un día para que acabe el infierno de las pruebas orales, sin mititilla de metáfora, y no puedo creer que haya podido comer en casa, darme un baño con la niña, echar una zosquilla (corta) en el sofá y pasar la tarde divagando al jardín. No, si al final mi presi tenía razón: – Esto no es tan duro como parece.  Y es que cuando el primer día preparamos las convocatorias de todo el proceso daba miedo ver los horarios. Tampoco puedo creer que me haya vuelto tan malo, porque he llegado a alegrarme esta mañana cuando al pasar lista a las 6.55 faltaban cinco opositores. La pena, la compasión que debería sentir al pensar en una persona que ya desde el inicio ha debido tirar la toalla, se ha esfumado a estas alturas. Ya sólo hago cuentas para ver a qué hora terminaremos y me brillan los ojos cuando compruebo que, por fin, un día se ha producido una ausencia significativa de gente, y que, aunque tarde, hoy comeré en casa y no tendré que volver… Empiezo a darme asco, pero es que cuando se tiene la espalda como el mango de una espiocha todo se ve de otra manera.

Por fin esto está a punto de terminar y dejaré de ser vocal, con suerte para el resto de mi vida. Y volveré a ser consonante, que no sé muy bien en qué consiste, pero se parecerá algo más a ser persona. Me olvidaré de todo y a partir de ahora mi única preocupación por las oposiciones será la de intentar librarme cada convocatoria de entrar en el bombo, y si tengo que entrar y por mi mala suerte me toca, buscaré la manera de zafarme, que este año he aprendido muchos truquillos. Porque estoy seguro de que dentro de dos años podrán cambiar el sistema de oposiciones en lo sustancial (que falta hace) pero seguirá funcionando igual en lo esencial: a quien le toque de vocal va sudar sangre por un precio módico. Oiré quejas desesperadas, como las mías, y sentiré pena por esa gente; pero no será mi problema, como no es de nadie el mío.

Y bueno, ya me quedan sólo 9 horas de audición, que si le echaran una foto a mi tribunal parecemos el jurado de la escuela de Fama, la de la serie de los ochenta. Nos falta ponerle una malla de ballet a Juan De Dios y que por la mañanas a las 7.00 diga eso de: “Ustedes quieren ser funcionarios…, pero ser funcionario cuesta…”, golpeando con una regla en la tarima del aula más fresquita del Padre Suárez (su puta madre – del aula, ojo).

Y vaya que si cuesta ser funcionario docente… Tienes que haberte gastado una pasta durante años para estudiar en la Universidad, más pelao que la picha un mono o con trabajos vacacionales para sacarte un dinerillo y no sentirte hasta los 23 años como una rémora que tiene que extender la mano cada viernes para que unos padres que no saben lo que es tomarse una cerveza fuera de casa desde hace años te den 200 pesetas para el fin de semana (lo siento, pero el alma no me pedía coma, y Gramática no obliga).  Habrá que estirarlas para conseguir estar con los amigos y aguantar su ritmo de 1.000 pesetas en el bolsillo.

Y cuesta más si has elegido una carrera de letras, Historia pongamos por caso, porque terminas con 23 años la Universidad y poco trabajo hay disponible mientras se preparan unas oposiciones, y no te digo si te ha tocado terminar justo en la cíclica crisis de turno: la del 74, la del 91, la del 10. Y ya piensa uno en los años que le quedan de extender la mano cada viernes, esperando las ahora 500 pesetas. Y ya si te dicen que tienes opción para obtener una beca y comenzar los estudios de Doctorado en Edimburgo, con un poco de esfuerzo adicional de tus padres…

Y vuelves, con un expediente brillante, una prometedora tesis por comenzar y una mano atrás y otra delante, presto a seguir extendiendo la mano cada viernes para coger las ya 1.000 pesetas, que tienes novia y no está bien que te tenga que invitar siempre… Cosas de la sociedad abierta en qué vivimos. – Mira que echarte una novia que también ha estudiado Historia, decía mi madre.

Total, que tras cuatro años de flirteo con la tesis, y por pura chorra (SÍ, NO LO NIEGO, NO LLEVABA NI CINCO TEMAS), accedes a la función pública y a los 28 años te ves posibilitado incluso para ayudar a tus padres y para salir del nido. Pero te acuerdas de que tienes pendiente una Objeción de Conciencia, que le debes al corrupto gobierno de González 13 meses de trabajos forzados gratuitos por no querer hacer 8 meses de instrucción militar. Y te enteras de que no puedes simultanearlo en tu tiempo libre con el trabajo, porque como eres funcionarioooooo… Si fueras trabajador privado…, o funcionario de primera, profesor universitario, por ejemplo, que los tuve de compañeros de objeción y no dejaron de trabajar y cobrar.

En fin, que cuando a los 30 años empiezas a ver el fin del tunel, y  te lanzas a compartir nido, miserias y alegrías con una profesora de Matemáticas que está como una cabra, pero que la quieres un montón; piensas que todo lo que te ha costado, todo lo que llevas gastado y has dejado de ganar por formarte, ha sido la mejor inversión de tu vida, porque te ha permitido, con un gran empujón de Fortuna, acceder al trabajo más bonito del mundo, por mucho que los mancajes de Torretirana se empeñen en hacerlo feo (¡Fueran jugao un rentoy de vez de meterze a ehhto!). (NOTA 1)

NOTA 1. Estoy terminando de escribir una Breve Gramática del Motrileño en jinco o jaih ohah . Pero me ha dicho un colega que si busco la manera de llegar a las diez o doce  páginas me la publica  alguien por un precio módico y me cuenta para los concursos de traslados.  Ya que los libros  y todos los artículos de Historia que escribí no cuentan  (porque no me sale de los cojones  ponerme a pedir certificados de cosas escritas en algunos casos hace casi veinte años), debería probar con este nuevo sistema de publicar. Es curioso, las dos veces que presenté solicitud a plazas de ayudante universitario les bastaba con fotocopias de los índices en las que figurara el ISBN o el ISSN, que algunos lo tienen hasta sin saber qué es eso. Bueno, por mi parte, como ya estoy donde quiero estar y de momento lo de los traslados me importa un chifle, prefiero mantener mi casilla de publicaciones a cero, no vaya a ser que alguien se crea que soy un autor a la moda. Aunque lo que tengo publicado también me costó el dinero, en mi caso tuve que añadirle mucho esfuerzo y mucho coco.

Ay, como me pierde la inmodestia.

Anuncios
 
 

4 Respuestas a “Canción triste de un vocal de oposiciones (y 5). Esto se acaba…

  1. diegociru421

    julio 14, 2010 at 8:07 pm

    Ánimo, mozo, que ya terminamos! Me han convocado para este viernes, y después, veranito (con las consiguientes tribulaciones opositoriles hasta que hagan públicas las notas, of course)
    Un abrazo, y a disfrutar de tu monillo pelúo
    Diego

     
  2. juanmimen

    julio 14, 2010 at 8:10 pm

    Gracias y muchas suertes. Hace falta más de una para aprobar esto, por más que te lo merezcas encima.

     
  3. pedro

    julio 14, 2010 at 9:47 pm

    Me alegro por ti y por todos lo demás. Es una forma de tortura muy poco sofisticada. Yo también deseo en silencio que nunca más se vuelvan a acordar de mi. Casi cualquier cosa es mejor que estar en un tribunal de oposiciones, salvando eso si las opciones sexuales de cada uno/a. No se si se me entiende. Ánimo que casi acabas ya.

     
  4. manoloizurdiaga

    julio 14, 2010 at 11:59 pm

    ¿A ti tampoco te cuentan las publicaciones en los concursos? Vaya, yo me creía que era mi incompetencia. El día que sepa qué coño hay que entregar para que te las cuenten, seré feliz. Yo, de todas formas, todos los años lo intento, pero nada.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: