RSS

Escribir con visión de futuro….

11 Ene

Hace tres años redacté la primera versión de buena parte del material didáctico destinado a la ensañanza on-line del Ámbito Social de la ESPAD en Andalucía. En concreto fue en los primeros meses de 2008 cuando envié a la Consejería para su revisión los contenidos relativos al tema dedicado a la transición democrática española, al que quise dar un tono optimista pero alejado del triunfalismo y la falta de autocrítica que suelen mostrar materiales educativos elaborados bajo el sello y anagrama de las autoridades educativas de esta o aquella Comunidad Autónoma.

Quien revise los contenidos del tema 6 del bloque 11 verá que, tras destacar los grandes logros y avances conseguidos por la sociedad española, se terminaba señalando algunos aspectos manifiestamente mejorables. Textualmente, el párrafo, tal y como lo redacté en su momento, comenzaba diciendo:

“Entre los aspectos que aún deben mejorarse bastante en nuestra sociedad podríamos considerar:….”

Reconozco que pequé de subjetividad, y sin una revisión exhaustiva de  encuestas sociológicas, programas electorales, o publicaciones científicas al respecto, consideré que los tres grandes aspectos necesitados de mejora en España eran:

1. La excesiva desigualdad económica entre las distintas comunidades autónomas.

2. La enorme desigualdad entre los ingresos y la calidad de vida de los grupos sociales más ricos y los más pobres.

3. El elevado desempleo que existe en nuestro país.

Debo reconocer que a lo largo de todo el trabajo que había realizado hasta ese momento se habían tratado temas especialmente espinosos como la Guerra Civil Española, la España de Franco, problemas urbanísticos, la globalización, los gobiernos democráticos de la España reciente, Napoleón…. El material siempre había sido revisado y comentado por personal de Torretirana y nunca había sentido ningún tipo de presión ideológica respecto a lo que decía y cómo lo decía, las revisiones propuestas siempre habían girado, con buen criterio por parte de sus autores, en torno a cuestiones metodológicas, de formato, estilísticas, didácticas, etc.

Sin embargo, ese párrafo final del tema 11.6 motivó un largo debate de fondo entre la persona que hizo la revisión y el pseudoautor del texto (Creative Commons mediante). De manera suave y con mucho tacto me insinuó que tal vez esos tres problemas que señalaba estaban superados en la España de entonces, que no es la de ahora:

Ya no había tanta desigualdad económica entre Andalucía y Cataluña y País Vasco, como se daba a entender en mi texto, las desigualdades sociales y económicas no era tan “enormes” como se afirmaba y, por supuesto, lo del problema del paro era un tópico superado (teníamos en torno a un 9% o 10% de tasa de paro).

Conseguí justificar mi elección y, en todo caso, acepté matizar algunas expresiones, pero sin eliminar ninguno de esos tres temas que, a mi modesto entender de profesor de Secundaria, seguían necesitando mejorarse en España. Justifiqué lo del paro afirmando que no me refería a que la tasa de paro fuera muy alta, sino a que era el doble de la existente en los países de nuestro entorno incluso en el mejor momento de nuestra historia, y que eso era un problema desde mi punto de vista.

Así quedó la cosa, y así, más o menos, andará la redacción actual de esos contenidos en la versión que se usará el presente curso. Aunque tampoco es ya de mi incumbencia que se altere, se recorte o se sustituya, ya que no tengo derecho de autor alguno.

Hoy he estado analizando la última EPA para trabajar con mis alumnos de 3º de ESO y los datos, lamentablemente, justifican plenamente la elección que hice en 2008, basada en la escasa sapiencia de un docente de secundaria que seguramente chirriaba con el punto de vista de la triunfalista clase política que dirigía en ese tiempo…y ahora, Torretirana, y que se llenaba la boca (ahora menos) con eslóganes sobre no sé qué Andalucía imparable, segundas modernizaciones y apuestas por nuevos modelos de “economía sostenible” (que como no se refieran a que la sostienen las espaldas y las rodillas de la clase trabajadora o a que tenían que subir el recibo de la luz no sé de qué va el tema).

En defensa de la vigencia a día de hoy del texto que escribí entonces cito estos datos actuales:

Tasa de paro en España: 19.79 %

Tasa de paro en Andalucía: 28.55 %. Record nacional que confirma que lo de Andalucía imparable era cierto, lo que no decían entonces es hacia donde nos llevaban. En cualquier caso, que casi una de cada tres personas en disposición de trabajar diga que no puede hacerlo me parece un problema grave, y si eso fuera verdad más grave todavía.

Tasa de paro en el País Vasco: 9.98%. Que confirma que sigue habiendo algunas desigualdades interterritoriales dignas de tenerse en cuenta.

Porcentaje de población infantil en España en riesgo de pobreza relativa en 2010: 24,1%. No lo dice un profe secundaria, sino un informe de UNICEF. Para mí este dato atestigua que sigue habiendo una excesiva desigualdad económica en nuestra sociedad.

Y digo yo, si la clase política que ha dirigido nuestro país y nuestra Comunidad Autónoma en los últimos 20 años no tiene ninguna culpa de la situación que atravesamos, si nadie por la izquierda ni la derecha hace la menor autocrítica de lo que la situación actual debe a los gobiernos de Aznar, Zapatero, Chaves y Griñán, si la culpa de todo la tienen los mercados, y si la clase política de un país tiene poco que ver con lo que pase, ¿para qué mierda votamos, financiamos y mantenemos a los partidos políticos? ¿Quién coño se cree a estas alturas de la película que la soberanía nacional reside en el pueblo español?

Yo no voto más para elegir a un alcalde, a un presidente autónomico ni a un presidente del gobierno. Yo a quien quiero poder elegir es a quien descuelga el teléfono y les dice a estos supuestos gobernantes lo que toca hacer en cada momento. Ése que está en la sombra, que no figura en ninguna lista ni pertenece a ningún partido político, que no enseña su casa en “¿Quién vive ahí?”, pero que, al parecer, es quien maneja los hilos y quien, al final, ostenta bajo cuerda la soberanía nacional en mi país, sea el que sea (mi país, quiero decir).

Dios, dan ganas de hacerse apátrida. Si no fuera porque tendría que compartir nacionalidad con Sanchez Dragó me lo pensaba.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en enero 11, 2011 en Actualidad, Personal

 

2 Respuestas a “Escribir con visión de futuro….

  1. Elevalunas

    enero 13, 2011 at 9:19 pm

    Si al final es cierto que el mercado es el que manda, yo votaría a este. Un saludo, Juanmi.

     
  2. juanmimen

    enero 14, 2011 at 11:18 pm

    Jajajajajajajajajaja. Luis, siempre tan fino…..

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: